Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información estadística del uso de nuestra página web y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Cerrar
PlanetadeLibros
Andrea Longarela

Andrea Longarela

Neïra (1985) es el seudónimo de la escritora Andrea Longarela. Nació en Valladolid, ciudad en la que reside actualmente tras haber vivido cinco años en Salamanca, donde se licenció en Psicología.

Durante un tiempo buscó su camino mientras escribía a escondidas en sus ratos libres. Al final decidió atreverse a compartir sus obras, lo que rápidamente la llevó a hacerse un hueco entre las autoras románticas nacionales. Ha autopublicado diversas novelas dentro del género, pero Amor se escribe con H y otras maneras de decirte que te quiero (Esencia, 2018) fue con la que dio el salto definitivo al mundo editorial.

Además de escribir, le apasiona el cine, poner banda sonora a cada momento, el chocolate y, por supuesto, leer. Es vegetariana, adicta a los tatuajes y a las cañas con los amigos. No obstante, su mayor pasión es perder el tiempo imaginando que vive otras vidas, historias a las que ahora da forma y voz.

Encontrarás más información de la autora y su obra en:

Blog: https://neiracondieresis.blogspot.com/

Instagram: https://www.instagram.com/neiracondieresis/?hl=es

Twitter: https://twitter.com/neira_alg?ref_src=twsrc%5Egoogle'Ctwcamp%5Eserp'Ctwgr%5Eauthor

Facebook: https://es-es.facebook.com/pages/category/Writer/Ne%C3%AFra-534549073350869/

Siete citas para Valentina
Comprar

Siete citas para Valentina

Andrea Longarela

Una maravillosa novela romántica en la que veremos que mientras nos invada el sentimiento de culpabilidad, nunca llegaremos a ser felices.

Comprar
Sinopsis de Siete citas para Valentina

Valentina lleva un vestido blanco con mucho tul y zapatos azules. Pablo la espera en el altar y, mientras camina hacia él, los invitados suspiran, un cuarteto de cuerda toca My Girl y pequeñas motas de purpurina caen del cielo.

Bonito, ¿no? Pero lamento decirte que solo se trata de una de sus fantasías, porque la triste realidad es que Pablo ya no la quiere y que será Adela la que muy pronto camine hacia él para jurarle amor eterno. Por si esto no fuera poco, Valentina tendrá que asistir a la boda, y por si no te parece lo bastante humillante, ha prometido que lo hará acompañada de su nuevo y flamante novio. Aunque si pensabas que ninguna desdicha podía superar a estas, déjame que te confiese que todo es pura invención y que está sola, triste y muy lejos de enamorarse.

¿O quizá no?

Puede que el amor la esté esperando a la vuelta de la esquina y aún no lo sepa. Puede que Diego esté dispuesto a mucho más que a ayudarla a conseguir un acompañante para la boda. Puede que, entre cita y cita, ambos desvelen algunas verdades que ninguno se atrevía a afrontar.

Porque cuando Diego está cerca, Valentina tiene miedo.

Valentina tiene dudas.

Valentina recuerda que comparten un secreto.

Valentina lleva un vestido blanco con mucho tul y zapatos azules. Pablo la espera en el altar y, mientras camina hacia él, los invitados suspiran, un cuarteto de cuerda toca My Girl y pequeñas motas de purpurina caen del cielo.

Bonito, ¿no? Pero lamento decirte que solo se trata de una de sus fantasías, porque la triste realidad es que Pablo ya no la quiere y que será Adela la que muy pronto camine hacia él para jurarle amor eterno. Por si esto no fuera poco, Valentina tendrá que asistir a la boda, y por si no te parece lo bastante humillante, ha prometido que lo hará acompañada de su nuevo y flamante novio. Aunque si pensabas que ninguna desdicha podía superar a estas, déjame que te confiese que todo es pura invención y que está sola, triste y muy lejos de enamorarse.

¿O quizá no?

Puede que el amor la esté esperando a la vuelta de la esquina y aún no lo sepa. Puede que Diego esté dispuesto a mucho más que a ayudarla a conseguir un acompañante para la boda. Puede que, entre cita y cita, ambos desvelen algunas verdades que ninguno se atrevía a afrontar.

Porque cuando Diego está cerca, Valentina tiene miedo.

Valentina tiene dudas.

Valentina recuerda que comparten un secreto.

Bibliografía de Andrea Longarela

Cargando...